Mujer Inestable Agrede a Benedicto XVI durante la Misa de Gallo

La mujer que se abalanzó sobre el Papa lo intentó un año antes

El papa Benedicto XVI celebró el jueves 24 de Diciembre 2009 en El Vaticano la misa del Gallo a las 22:00 locales, dos horas antes de lo habitual, para evitarle una fatiga excesiva al pontífice de 82 años.

Al inicio de la misa de Nochebuena en la Basílica de San Pedro del Vaticano, ocurrió incidente protagonizado por una mujer con problemas mentales, que durante la Misa del Gallo se abalanzó sobre el Papa, empujándole y haciéndole caer, el incidente no ha tenido consecuencias para Benedicto XVI, sin embargo, el cardenal Roger Etchegaray, de 87 años, también involucrado en el incidente, ha sufrido una fractura del fémur de la que tendrá que ser operado.

En una reconstrucción de los hechos ofrecida a los periodistas, por el padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, ha explicado que en la Nochebuena, “durante la procesión de entrada de la celebración, una persona desequilibrada, Susanna Maiolo, de 25 años, de nacionalidad italiana y suiza, saltó la barrera y, a pesar de la intervención de los hombres de seguridad, logró llegar hasta el Santo Padre y agarrarle del palio, haciéndole perder el equilibrio y caer al suelo”.

“El Papa pudo levantarse rápidamente y retomar la procesión. Toda la celebración se ha desarrollado sin ningún otro percance”, añade el portavoz vaticano. Benedicto XVI celebró la larga Misa del Gallo sin problemas y leyó el Mensaje de Navidad e impartió la bendición Urbi et Orbi con la voz clara y firme.

“Por desgracia, en medio del caos, el cardenal Etchegaray cayó, sufriendo una fractura del cuello del fémur. Ha sido hospitalizado en el Policlínico Gemelli y sus condiciones son buenas, aunque su estado es bueno, tendrá que ser sometido a una operación en los próximos días”.

Dicho incidente es el más serio sufrido por Benedicto XVI durante su pontificado y ha puesto sobre la mesa el tema de su seguridad.

La seguridad de Benedicto XVI no se puede blindar al cien por cien “si no es creando una muralla de separación entre el Pontífice y los fieles, algo impensable”, conociendo el deseo del Papa de acercarse a las personas, afirmó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

Lombardi añadió que ciertos episodios son muy difíciles de evitar cuando se trata del contacto del Papa con los fieles, que son miles los que acuden a los actos papales.

Este caso ha traído a la memoria el ocurrido el 6 de junio de 2007 en la plaza de San Pedro, cuando un alemán de 27 años logró superar las vallas de protección e intentó subir al vehículo que trasladaba al Papa mientras realizaba el tradicional paseo entre los fieles antes de la audiencia general.

Tras saltar la valla, el joven se arrojó sobre la parte posterior del vehículo, aunque fue reducido por los guardias de seguridad que acompañaban a pie al Pontífice.

La escena duró escasos segundo y Benedicto XVI no se dio cuenta de lo que había ocurrido y continuó saludando a los presentes.

Al igual que la mujer de ahora, el alemán también dio claras señales, según dijo en aquella ocasión Lombardi, de estar perturbado.

Se comentá también que Susanna Maiolo, de 25 años, de nacionalidad ítalo-suiza -como ha sido identificada este viernes por el Vaticano-, no es la primera vez que lo intenta. Ya en la Nochebuena de 2008 intentó saltar una de las vallas con las que se crea un pasillo en el interior de la basílica de San Pedro para que pase el Papa, aunque entonces, la rápida intervención de la seguridad vaticana impidió que se le acercara.

Anoche, vestida igual que en 2008, con camisa roja y pantalón, Maiolo sí lo logró y llegó hasta el Papa.

Se agarró al palio (la estola blanca con cruces negras, que pende de los hombros sobre el pecho) del Pontífice, que cayó al suelo en medio del desconcierto que se generó.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, que precisó que la mujer tras ser inmovilizada, fue trasladada a la Gendarmería Vaticana para ser interrogada y pocas horas después ingresada en un centro sanitario, cuyo nombre no ha sido revelado.

Lombardi dijo hoy que la mujer “no iba armada”, que manifestaba “señales de desequilibrios psíquicos” y que será sometida a tratamiento psiquiátrico.

Agregó que nunca se pensó que pudiera ser peligrosa, de ahí que estuviera de nuevo en el templo.

A consecuencia del incidente la joven de 25 años que hizo caer al papa Benedicto XVI el jueves en la noche durante la Misa del Gallo en la basílica de San Pedro en el Vaticano cuenta con más de 150 admiradores en el foro social en internet de Facebook, lo que ha generado polémicas este viernes en Italia. La mujer, Susanna Maiolo, con doble nacionalidad, italiana y suiza, sufre de problemas mentales y ha sido calificada por uno de los usuarios de Facebook como campeona de “salto al obstáculo”, tras saltar una valla y zarandear al pontífice, haciéndolo caer mientras guiaba la procesión hacia el alta mayor. Varias autoridades italianas solicitan desde octubre pasado a la magistratura que se abra una investigación con miras al cierre de las páginas del foro social de internet Facebook que instan a matar o agredir personalidades, entre ellas al jefe de gobierno Silvio Berlusconi.

“La presencia en Facebook de simpatizantes de Susanna Maiolo confirma que es necesario intervenir a nivel legislativo”, comentó el senador Antonio Gentile, del conservador Partido de las Libertades.

El 13 de diciembre, al término de un mitin político, Berlusconi fue alcanzado en pleno rostro por un proyectil, una réplica en miniatura de la catedral de Milán, lanzado contra él por un hombre de 42 años en tratamiento desde hace diez años por trastornos mentales.

Inmediatamente después de la agresión una página del sitio social en internet Facebook designó al agresor, Massimo Tartaglia, como un “héroe moderno”, mientras otras tomaban partido en favor de Berlusconi.

“Ocurre con Susanna Maiolo en Facebook lo mismo que con el agresor de Berlusconi: un foro social que enaltece la violencia”, denunció el senador Gentile.

“Esperamos que los grupos en Facebook que ensalzan el gesto de Susanna Maiolo piensen en la estupidez que cometen al lanzar una iniciativa tan desagradable, la cual debe ser impedida y condenada”, comentó por su parte el ministro para el Programa de Gobierno, Gianfranco Rotondi. AFP

*El ataque más grave contra un Papa fue el sufrido por Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981 en la plaza de San Pedro del Vaticano cuando celebraba la audiencia pública y fue tiroteado por el terrorista turco Ali Agca.

Deja un comentario