Los Obispos Españoles Advierten Contra la Selección Embrionaria para Curar.

La Iglesia expresa su posición ante el uso de “bebés-medicamento”, en una nota que La Conferencia Episcopal Española ha emitido, tras el primer caso registrado en España, y advierten que es lícito buscar curar las enfermedades, pero sin que ello suponga “matar a nadie”.

Los obispos españoles critican que se haya puesto el énfasis “en la feliz noticia del nacimiento de un niño y en la posibilidad de la curación de la enfermedad de su hermano”, y que, “se haya silenciado el hecho dramático de la eliminación de los embriones enfermos y eventualmente de aquellos que, estando sanos, no eran compatibles genéticamente”.

La Conferencia insiste que su objetivo es aclarar algunas de las “implicaciones morales” de este avance científico, que ha sido bienvenido por gran parte de la comunidad científica.

Los obispos responden así a la publicidad generada por el primer caso de un bebé nacido en España por fecundación in-vitro, seleccionado genéticamente para que no contraiga la enfermedad beta-talasemia major, y utilizar su cordón umbilical para curar a un hermano mayor, que sí padece esta enfermedad.

Deja un comentario