Llama Iglesia a iniciar una vida nueva


Es la temporada de Cuaresma, la ideal para la transfiguración de la vida nueva y para invitar a todas aquellas personas que han elegido el camino del mal, a que cambien y se conviertan en alguien nuevo, expresó Jonás Guerrero Corona.

“El que guste entrar en una vida nueva ahí está Jesús, que es camino, verdad y vida y lo celebraremos durante la Cuaresma, ese camino nuevo, que es un camino en el que hay que dejar, porque si caminas abandonas un modo y emprendes el paso a paso poco a poco y día a día, por eso la fe es camino”, dijo el Obispo de la Diócesis de Culiacán. Explicó que en este Miércoles de Ceniza se inicia la Cuaresma que los llevará a la Pascua, camino que es dador de vida, razón por la que este día son marcados los fieles católicos por la palabra de Dios que los lleva a una vida nueva y los acerca al Creador.

El Prelado resaltó la importancia de la abstinencia en los 40 días que llevan a la celebración de la Pascua, ya que esto permite tomar un camino penitencial que implica ejercitarse en el uso cristiano de bienes, de aquí el ayuno el Miércoles de Ceniza y los días restantes, así como la abstinencia de las carnes rojas cada viernes de Cuaresma. “No puede haber vida nueva si no dejamos algo, si no superamos algo, si no se quema algo dentro de nosotros, por eso la ceniza; la Cuaresma es la obra de Dios en nosotros”.

Guerrero Corona señaló que cada domingo de Cuaresma se recorre un proceso que lleva al arrepentimiento y al cambio, y los fieles deben ser parte del mismo; durante el primer domingo, dijo, se refleja la decisión de Jesús de vencer todo mal, para después seguir a la transfiguración.

“Nos preguntamos a veces qué está pasando en nuestra Patria, qué está pasando en Sinaloa, qué está pasando en Culiacán y está pasando lo que el hombre deja que pase; por eso cuando el hombre en Cristo, dice, quiero una vida nueva se abre al misterio de Dios, al poder de Dios y a la fuerza del Espíritu Santo”. En esta Cuaresma en Sinaloa se debe sentir el arrepentimiento del mal, de aquéllos que han dedicado su vida a delinquir, precisó.

Deja un comentario