Dios desea vencernos con el amor

A pocos días del nacimiento del Hijo de Dios, Benedicto XVI resalta el verdadero significado de la Navidad e invita a todos a acoger en su propia existencia la alegría y la esperanza que trae el Niño Jesús. El Papa ha recordado a todos los presentes en la audiencia general en el Aula Pablo VI la figura de San Francisco y la famosa sagrada representación de Greccio. Fue justamente un pobre hombre de Asís quien dio una contribución decisiva para la propagación del pesebre que evidencia el amor indefenso de Dios, su humildad y bondad que en la Encarnación del Verbo se manifiesta a los hombres para enseñar un nuevo modo de vivir y amar.

Deja un comentario