Benedicto XVI recibe a Ingrid Betancourt en Castel Gandolfo

Un encuentro de grandisima conmoción se vivió en el palacio apostólico de Castel Gandolfo, cuando el Benedicto XVI recibió este lunes a la política franco-colombiana Ingrid Betancourt, encuentro corto que duró poco menos de media hora, pero muy significativo y de carácter privado. La ex prisionera de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acudió en compañía de su madre, Yolanda Pulecio, junto con monseñor Vincenzo Paglia, obispo de Terni y Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio.

El padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede constató la intensa conmoción que ha caracterizado este encuentro, “Un clima –ha calificado Lombardi– de grandísima conmoción, porque Ingrid anhelaba muchísimo este encuentro con el Santo Padre. Lo había dicho desde el primer momento de su liberación. Y ello porque el tiempo de su prisión ha sido para ella un tiempo de gran experiencia espiritual, de oración”.

El portavoz vaticano ha evocado el deseo manifestado por Betancourt “de manifestar al Santo Padre la importancia que la fe ha tenido, al sostenerla en este tiempo de esta prueba tan difícil. Y quería también agradecerle al Papa por su oración y su cercanía. Por los distintos signos con los cuales el Papa ha manifestado su pensamiento y su apoyo espiritual a todos los rehenes. Y, en particular, naturalmente también a ella”.

El padre Lombardi ha recordado que también “la mamá de Ingrid Betancourt había sido recibida por el
Durante el largo cautiverio de Ingrid Betancourt, hubo varios llamamientos por parte de la Iglesia colombiana y del Papa para su liberación, junto con la de los otros cientos de rehenes en poder del grupo armado FARC”.

Deja un comentario