Mensaje del Papa para la Cuaresma para mejorar la sociedad

Siguiendo el ejemplo de Cristo, muerto y resucitado para indicar la vida de Dios, el creyente es empujado a contribuir a formar la sociedad donde todos reciben lo necesario para vivir según la propia dignidad de hombres y donde la justicia está vivificada por el amor. Lo ha dicho el Papa Benedicto XVI en el Mensaje para la Cuaresma, que ha sido presentado en la Oficina de Prensa de la Santa Sede. La Cruz, donde el justo muere por el culpable, indica que el hombre tiene necesidad de Dios para ser plenamente él mismo. Convertirse a Cristo significa salir de la ilusión de la autosuficiencia. La injusticia, dice el Evangelio, tiene origen en el corazón humano; nos libera del deseo de posesión, de la lógica del egoismo, comparte el misterio de Dios que libera al hombre a treves del sacrificio de su hijo. El hombre debe actuar segun la justicia para el bien y el progreso social.

Deja un comentario