La Misa Fue para Pedir por Una Cultura de Donantes de Organos

Los integrantes del Consejo Pro Cultura de Donación de Órganos IAP Dona Vida, presididos por Martha Ceceña, reunieron a pacientes, a quienes se les ha efectuado un transplante y a los que se encuentran en lista de espera para orar por su salud, en una misa en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Rosario.
Familiares y amigos se unieron a las plegarias por el bienestar de los enfermos, así como por la solidaridad por parte de los ciudadanos para promover la donación de órganos.

Durante la ceremonia, el presbítero Javier Antuna compartió un emotivo mensaje para alentar a los pacientes y sensibilizar a la comunidad para unirse a Dona Vida.
“Todo ser humano, todo hombre, toda mujer, necesitamos un transplante de corazón nuevo; con un corazón nuevo, con un corazón de carne, podemos entender el misterio de la donación de órganos”, expresó Antuna para invitar a los presentes a ser solidarios y apoyar esta noble acción.
Al finalizar la misa las personas transplantadas y los que están en lista de espera recibieron la bendición del presbítero, así como un escapulario que les fue colocado por un familiar.

En el ofertorio, familiares y amigos de quienes esperan ser transplantados depositaron papeles impresos con los nombres y fotografías de los pacientes, para pedir por ellos.

Deja un comentario