El Vaticano Plantea Pruebas Psicológicas para Futuros Sacerdotes

Responsables del Vaticano dijeron que quienes aspiren a ser sacerdotes de la Iglesia católica deberían someterse a pruebas psicológicas que detecten a los heterosexuales que no puedan controlar sus instintos sexuales y a aquellos que tengan fuertes tendencias homosexuales.

También comentaron en rueda de prensa que las pruebas no serían obligatorias pero que se decidirían caso por caso cuando los rectores del seminario quisieran estar seguros de que un varón estaba preparado para el sacerdocio.

Los análisis psicológicos deberían detectar una “inmadurez grave” y desequilibrios en la personalidad de los candidatos.

“Tales áreas de inmadurez deberían incluir fuertes dependencias afectivas; carencia notable de libertad en las relaciones; rigidez excesiva de carácter; falta de lealtad; identidad sexual incierta; tendencias homosexuales patentes, etc. Si éste fuera el caso, la vía de la formación sería interrumpida”, señaló.

“La Iglesia tiene la obligación de discernir una vocación y la idoneidad de los candidatos para el sacerdocio”, dijo el documento de la Congregación para la Educación Católica del Vaticano. El texto dijo que la detención temprana de defectos psicológicos “en ocasiones patológicos” antes de que los seminaristas se conviertan en sacerdotes ayudaría a evitar experiencias trágicas.

Debería impedirse entrar al sacerdocio si el examen psicológico “muestra que un candidato tiene dificultades en vivir la castidad, es decir, si el celibato es una carga demasiado pesada que comprometa su equilibrio afectivo y relacional”.

Deja un comentario