El Matrimonio es Indisoluble

Todos aquellos que trabajan en el campo del derecho deben ser guiados por la justicia, subrayó Benedicto XVI en un discurso dirigido al Tribunal de la Rota Romana. El Papa resaltó también que la acción de quien administra la justicia no puede estar separada de la caridad. El amor a Dios y al prójimo debe orientar cada actividad, incluso aquella aparentemente técnica y burocrática.En el campo del derecho, la caridad ayuda a no olvidar que se está siempre delante de las personas, cada una marcada por los problemas y sufrimientos.Refiriéndose al tema del matrimonio específicamente, Benedicto XVI invitó a los jueces a trabajar para mantener este vínculo y no convertir cada dificultad en un síntoma de falta de actuación. La unión del matrimonio es en realidad un vínculo sacramental indisoluble y esta esencia no debe ser obscurecida.

Deja un comentario