El Amor de Cristo es Nuestra Fuerza

No es necesario tener miedo de la verdad porque ella es amiga del hombre y de su libertad; es más, sólo en la sincera búsqueda de la verdad, del bien y de la belleza se puede realmente ofrecer un futuro a los jóvenes de hoy y a las generaciones que vendrán. Con afecto y gratitud, Benedicto XVI ha repasado varias etapas que le han llamado la atención en su 13 peregrinaje internacional a Praga, Born y Strá Boleslav. Ha recordado así la visita a la iglesia de Santa María de la Victoria para venerar al Niño Jesús de Praga; las vísperas en la catedral de los santos Vito, Wenceslao y Adalberto; el encuentro ecuménico y aquel con el mundo académico; las celebraciones eucarísticas en la capital de Moravia.

Deja un comentario