Comentarios al Evangelio del Dia

Habéis llegado a ser imitadores del divino Maestro”, dijo Pablo. ¿Cómo es esto? “Acogiendo la Palabra en las pruebas, con la alegría del Espíritu Santo” (1Tm 1,6). No solamente en las pruebas sino en medio de las pruebas entre incontables sufrimientos. Se puede ver en los Hechos de los Apóstoles. Vemos cómo surgió la persecución contra ellos, cómo sus enemigos los denunciaron a los magistrados y soliviantaron la ciudad. Estaban en la prueba, y no se puede decir que permanecieron fieles con tristeza, lamentándose; No, ellos estaban muy alegres. Los Apóstoles les habían dado el ejemplo: “estaban contentos de haber merecido aquel ultraje por el nombre de Cristo” (Hch. 5,41 ).
¡Es realmente admirable! Ya es mucho, sufrir la prueba con paciencia; pero con alegría, es mostrarse superior a la naturaleza humana y no tener más, por así decirlo, que un cuerpo impasible. Pero, ¿cómo han sido imitadores de Cristo? En aquello que Él mismo sufrió sin quejarse, con alegría; porque voluntariamente aceptó las pruebas. Por nosotros se anonadó, escupido en la frente, agonizando en la Cruz, apeló a su gloria: “Padre, dijo, glorifícame” (Jn 17,5).

San Juan Crisóstomo (v. 345-407), sacerdote de Antioquía, después obispo de Constantinopla, doctor de la Iglesia

Deja un comentario