Benedicto XVI: La Cruz es el Signo de la Realeza de Cristo

La cruz es el signo de la realeza de Cristo, una supremacía que consiste en la victoria de la voluta del amor de Dios Padre sobre la desobediencia del pecado. A conclusión del Año litúrgico, Benedicto XVI ha explicado el sentido de la solemnidad de Jesucristo Rey del universo. El Papa ha aclarado que el poder del Hijo de Dios no corresponde con el de los reyes o los grandes de este mundo, sino que representa el poder divino de dar la vida eterna, de derrotar el dominio de la muerte. Es el poder del Amor, que vence al mal ha insistido Benedicto XVI- ablanda un corazón endurecido, lleva paz en el conflicto más duro, y enciende la esperanza en la oscuridad más densa.

Deja un comentario